La diferencia entre Artritis y Artrosis



Aunque Artritis y Artrosis son dos entidades bien diferenciadas, a veces puede resultar complejo la distinción entre ellas. Ambas son patologías reumáticas, pero presentan muchas y relevantes diferencias a varios niveles.


Cabe destacar que el término de "artritis" aglutina patologías muy diferentes (reumatoide, por microcristales, infecciosa...), por lo que nos centraremos mayormente en la Artritis Reumatoide, al ser la artritis crónica más relevante.



Diferencia fundamental entre Artrosis y Artritis


Mientras que la artritis reumatoide es una enfermedad inflamatoria y erosiva, la artrosis es una patología degenerativa.


La artritis reumatoide es una sinovitis, es decir, ocasiona una inflamación de la sinovial. Lo que más se afecta en la artritis es la membrana sinovial. Sin embargo, la artrosis provoca la degeneración del cartílago articular, y no se considera una entidad inflamatoria.



Diferencias de articulaciones afectadas entre Artritis y Artrosis


Cabe destacar que la artritis no afecta únicamente a las articulaciones, sino que también tiene afectación a más niveles. Sin embargo, la artrosis solo provoca alteraciones articulares.


La articulaciones más afectadas de la artritis reumatoide son las periféricas distales. Es decir, manos y pies. Es frecuente la afectación de las metacarpofalángicas y de las interfalángicas proximales, pero muy infrecuente la afectación de las interfalángicas distales.


Las articulaciones más afectadas en a artrosis son la columna cervical, columna lumbar y las articulaciones interfalángicas distales. También es frecuente la afectación de la cadera y de la rodilla.


Diferencias de síntomas entre Artritis y Artrosis


Los síntomas de la artritis reumatoide son graduales, y es frecuente que comience con un cuadro de fatiga, pérdida de apetito y molestias musculoesqueléticas. Más tarde se hace más evidente la afectación articular.


La artritis ocasiona un dolor inflamatorio, el cual se ve aumentado con el reposo y disminuye con el ejercicio. En la artritis reumatoide también puede existir una tumefacción articular, limitación del movimiento y deformidades. Además, la artritis reumatoide suele afectar a 3 o más articulaciones, es simétrica, y es frecuente que la rigidez articular dure más de una hora.


La artrosis provoca un dolor mecánico, lo cual implica que se alivia con el reposo y aumenta con la actividad física. Además, la rigidez articular en la artrosis es menor de 30 minutos, y en esta enfermedad solo hay afectación de las articulaciones.



Diferencias en el tratamiento de Artritis y Artrosis


Una diferencia muy importante es que para la artrosis no disponemos tratamiento curativo, mientras que para la artritis reumatoide sí existen fármacos modificadores de la enfermedad.


El objetivo del tratamiento de la artritis reumatoide será la disminución de la actividad inflamatoria. Los fármacos antireumáticos clásicos (modificadores de la enfermedad) son la hidroxicloroquina, la sulfasalazina, las sales de oro y, sobre todo, el metotrexato. El fármaco de primera elección para la artritis reumatoide suele ser el metotrexato.


Para la artritis reumatoide también pueden ser útiles otros fármacos, como biológicos anti-TNF, destacando el infliximab y adalimumab. Igualmente, tratamientos por parte de otras disciplinas pueden ser recomendables, como:

  • Inyecciones intraarticulares de corticoides.

  • Plantillas.

  • Fisioterapia.

  • Ortesis.

  • Prótesis.

  • Sinovectomía.


El tratamiento de la artrosis es sintomático. Irá enfocado al alivio del dolor y de la limitación funcional. Aquí se incluiría:

  • Calzado adecuado.

  • Evitar la inmovilidad.

  • Realizar actividad física moderada.

  • Uso de bastones.

  • Bajar de peso.

  • Analgésicos.

  • Cirugía en casos puntuales.


Diferencias en la radiografía de Artritis y Artrosis


En la artritis reumatoide solo se verán alteraciones en la radiografía simple si está avanzado. Al principio solo hay aumento del volumen de tejidos blandos y reducción de la línea articular. En casos avanzados puede existir destrucción de las epífisis, luxaciones, esclerosis subcondral y anquilosis ósea.


En la radiografía simple de la artrosis podemos encontrar: pinzamiento articular, esclerosis subcondral y crecimiento de osteofitos



Diferencias en el líquido sinovial de Artritis y Artrosis


Dada la importancia del análisis del líquido sinovial, es valioso conocer las diferencias generales que presentan estas dos entidades a este nivel.


El líquido sinovial en la artritis reumatoide es típico inflamatorio. Es decir, opaco, con un número elevado de leucocitos, siendo hasta un 85% de polimorfonucleares.


Por otro lado, el líquido sinovial de la artrosis es claro, con buena densidad y con pocas células. Es un líquido típico de patología mecánica.

 

Puedes aprender mucho más en nuestro podcast divulgativo Entiende tu Salud




10 visualizaciones0 comentarios