Los 4 síntomas de la narcolepsia


La narcolepsia es un trastorno del sueño común, caracterizado por la cataplejía o cataplexia, las alucinaciones y la parálisis del sueño.
Los 4 síntomas de la narcolepsia

La narcolepsia es un trastorno del sueño más común de lo que pensamos. Antes de explicar qué síntomas caracterizan a esta enfermedad, déjame recordarte que tenemos un episodio dedicado en exclusiva que te puede interesar: Narcolepsia, episodios de somnolencia diurna.



Qué es la narcolepsia


La narcolepsia es una patología que se caracteriza por una dificultad para mantener el estado de alerta y por tener alterado el sueño nocturno y la fase REM del sueño.


En la narcolepsia ocurre una somnolencia diurna excesiva, que a veces es intensa y otras veces es más leve. Las personas con narcolepsia es común que se sientan descansados al despertar, pero que padezcan sueño buena parte del resto del día.


Una persona con este trastorno del sueño puede sufrir micro-sueños e incluso llegar a caerse al suelo de forma repentina.



Síntomas de la narcolepsia


Los individuos con narcolepsia pueden tener:


-Cataplejía o cataplexia: se describe como episodios repentinos de debilidad muscular bilateral causados por emociones como la risa, la cólera o la vergüenza. Esto quiere decir que una persona con narcolepsia es típico que de repente se caiga al suelo y que sea desencadenado por alguna emoción fuerte, típicamente por un episodio de risa. Esta debilidad muscular repentina, sin embargo, puede ser más leve, como una debilidad de músculos de la cara o el sueño precipitado por estas emociones.


-Alucinaciones semejantes a los sueños: estos pueden aparecer bien al comienzo de dormirse o bien al despertarse. Asimismo, aunque son frecuentente visuales, también pueden ser auditivas o táctiles.


-Parálisis del sueño: es una parálisis muscular al despertar. La parálisis del sueño además se suele asociar con alucinaciones y suele ser un estado en que la persona está "semidespierta". En este caso la persona puede tener los ojos abiertos y tener consciencia de estar despierta, pero ser incapaz de moverse. La parálisis del sueño puede desencadenar sensaciones muy desagradables y estresantes para la persona que la sufre.


Sumado a lo anterior, una persona con narcolepsia debe tener por definición una somnolencia diurna excesiva.


Si presentas estos síntomas o sospechas que puedes padecer narcolepsia, es muy importante que acudas a un especialista médico, ya que un trastorno del sueño sin tratar de forma crónica puede tener repercusiones múltiples en todo nuestro organismo.


La cataplexia en la narcolepsia


Omitiendo la hipersomnolencia, la cataplexia o cataplejía es el síntoma más frecuente en la narcolepsia. De hecho, es un fenómeno que en caso de aparecer, implica un diagnóstico de narcolepsia con una alta probabilidad.


La cataplejía ocurre en aproximadamente el 50% de los pacientes con narcolepsia y son bastante específicas, mientras que la parálisis del sueño y las alucinaciones al dormir o al despertar es más frecuente que aparezca en personas que no tienen narcolepsia, es decir, son menos específicas de esta enfermedad.



Tratamiento de la narcolepsia


El tratamiento de la narcolepsia es sintomático, no tenemos cura, sino que irá enfocado a paliar os síntomas.


La mayoría de pacientes con este trastorno del sueño se sienten más alerta después de dormir, por lo que se les anima para que se echen siestas de 15-20minutos, lo cual es un tratamiento muy sencillo y puede ser suficiente para casos de narcolepsia leve.


Sin embargo, la mayoría necesita fármacos que favorezcan la vigilia. Se usan distintos estimulantes, siendo casi el más típico un fármaco llamado Modafinilo. También se pueden utilizar derivados de las anfetaminas, ya que estas también son neuroestimulantes, pero tienen más efectos secundarios.



Tratamiento de la cataplexia


La cataplejía, las parálisis tras una emoción, suele mejorar mucho con antidepresivos. Esto es porque estos medicamentos aumentan sustancias como la noradrenalina o la serotonina y suprimen el sueño REM y la cataplejía. Cabe decir que los antidepresivos tienen bastantes más usos que solamente para tratar la depresión, como la narcolepsia, la enuresis nocturna, el TDAH o incluso para el dolor.


Sin embargo, el fármaco indicado en primer lugar para la cataplexia suele ser el oxibato sódico. Cabe decir que el tratamiento de la cataplexia es, igualmente, sintomático, ya que carecemos de un tratamiento curativo de la enfermedad.


 

Enlaces de interés:

-Podcast completo para conocer más de la narcolepsia: Episodio 22. Narcolepsia: episodios de somnolencia diurna. Cataplexia y parálisis del sueño.

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo