¿Puedo beber alcohol si tomo ibuprofeno?

La cuestión sobre la interacción de fármacos tan comunes como el ibuprofeno o la aspirina con el alcohol es sumamente frecuente. Dado el alto consumo de estos medicamentos y otros antiinflamatorios y analgésicos similares, es importante conocer de qué modo se relacionan con la ingesta de alcohol.



¿puedo beber alcohol si tomo ibuprofeno? Es crucial conocer los efectos secundarios de tomar bebidas alcohólicas si estamos tomando medicamentos tan comunes como el paracetamol, el ibuprofeno o la aspirina.
interacción entre el alcohol y el ibuprofeno

Antes de comenzar con el post déjame recordarte que tenemos un episodio de nuestro podcast en el que hablamos específicamente y más a fondo de esta familia de fármacos tan comunes, entre los que se encuentran la aspirina, el ibuprofeno, el nolotil (metamizol) y muchos más.



Cómo actúa el ibuprofeno


Es importante conocer el mecanismo de acción del ibuprofeno para comprender su comportamiento frente al alcohol y otras sustancias.


El ibuprofeno pertenece a una familia de fármacos conocidos como AINES (antiinflamatorios no esteroideos). En esta familia encontramos una amplia variedad de fármacos, entre los que destacaremos el ibuprofeno, el metamizol, la indometacina, el ácido acetil salicílico (aspirina), el diclofenaco, el dexketoprofeno, y el naproxeno.


Estos ejercen su poder antiinflamatorio y analgésico por medio de la inhibición de dos sustancias: la ciclooxigenasa-1 y la ciclooxigenasa 2. Estas dos últimas son fundamentales para crear una serie de sustancias en nuestro organismo, entre las que destacan las prostaglandinas, prostaciclinas y tromboxanos.


Las prostaglandinas tienen un papel defensivo en nuestro organismo de provocar inflamación, hacer que sintamos dolor y de aumentar la fiebre. Por esto, el ibuprofeno y fármacos similares consiguen reducir la fiebre, la inflamación y el dolor.



¿Qué pasa si mezclo el alcohol con el ibuprofeno?


No es infrecuente tratar de paliar las consecuencias de beber alcohol (dolor de cabeza al día siguiente o cansancio) con ibuprofeno, al igual que tomar un medicamento de esta familia antes de ingerir alcohol.


En primer lugar, el ibuprofeno potencia los efectos del alcohol en nuestro organismo, lo que puede provocar que en una intoxicación aguda por alcohol aumenten la somnolencia, la confusión y la disminución de los reflejos. Además, si se conduce un vehículo bajo esta interacción, puede aumentar (aún más) el riesgo de accidentes.



Sin embargo, el mayor riesgo de realizar esta combinación es el de generar lesiones en la mucosa de nuestro estómago y hemorragias digestivas. Esto ocurre porque la prostaglandinas que citábamos tienen también un efecto protector sobre la mucosa gástrica, por lo que de por sí el uso de ibuprofeno es un factor de riesgo para ella. Además, el alcohol provoca aumento del vaciamiento gástrico y además genera metabolitos y sustancias tóxicas que pueden, igualmente, dañar a nuestro estómago.


Por lo tanto, el principal efecto perjudicial de la toma conjunta de ibuprofeno y alcohol sería sobre nuestro estómago. Por ello, no es en absoluto recomendable en personas con problemas gástricos como úlceras o distintas cirugías.


Sin embargo, los efectos secundarios de tomar alcohol e ibuprofeno conjuntamente depende de si la persona es consumidor crónico o puntual de alcohol.


Cuando el consumo de alcohol es esporádica, se produce una disminución del metabolismo del ibuprofeno, lo que provoca que permanezca más tiempo en nuestro organismo y que aumente su riesgo de toxicidad.


Por el contrario, si el consumo de alcohol es crónico, se puede provocar un aumento general del metabolismo hepático y en este caso disminuiría el efecto del fármaco a consumir.



¿Qué recomendaciones seguir?


En cualquier caso, no sería recomendable beber alcohol si estoy en tratamiento con ibuprofeno. Si la toma de este fármaco la realizo como analgésico para controlar el dolor de algo puntual, como una extracción de muelas o un dolor óseo, lo mejor sería, seguramente, prescindir de tomar la dosis previa de ibuprofeno antes de tomar alcohol, y resistir en la medida de lo posible el posible dolor que intentemos controlar.


Además, para controlar el malestar o resaca al día siguiente, el tomar ibuprofeno no sería tampoco una recomendación, sino que sería más efectivo y beneficioso procurar seguir buenos y regulares hábitos de descanso, hidratarse bien y asegurarse de haber consumido una comida suficiente antes de tomar alcohol para evitar posibles hipoglucemias.



Estos enlaces te pueden interesar:

-¿Cuál es el mejor medicamento para el dolor menstrual?


-Podcast completo en Spotify sobre aspectos prácticos de fármacos tan consumidos como el ibuprofeno o el paracetamol.


-Últimas entradas de nuestro blog Entiende tu Salud.

24 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo